Apoya al pequeño comercio en Navidad

Seguimos un miércoles más con esta humilde columna de opinión con la que pretendemos reflexionar y abrir debate si cabe sobre distintos temas que afectan a nuestra ciudad. Hoy, en vísperas ya de la Semana de Navidad, queremos hacer un alegato a favor del pequeño comercio.

El Corte Inglés de Pamplona durante la Navidad

No dudamos que El Corte Inglés ofrece muchísimas ventajas a la hora de hacer tus compras navideñas de regalos: te los financian al 0% y los empiezas a pagar en marzo, te dan un descuento para tu siguiente compra, no pagas el parking que lo tienes justo debajo, puedes devolver sin problema cualquier regalo y te devuelven el dinero, encuentras de todo en un único lugar, te atienden bien, te lo envuelven con gran cuidado, etc. Tienen grandes equipos de marketing con brillantes estrategias para atraernos y fidelizarnos para que volvamos a comprarlo todo allí.

Pero creo que en estas fechas tan especiales de Navidad en las que ponemos más dedicación a hacer nuestras compras, deberíamos hacer un esfuerzo por acudir al comercio tradicional. El resto del año vamos a tope, se nos ajustan las fechas y a todos nos viene bien subir rápido al Corte Inglés, aparcar, coger algo rápido que se pueda devolver, y listo. Pero comprar regalos en Navidad es una tradición a la que ponemos cariño y que no consiste en correr, sino en pasear por las calles buscando ese regalo especial para él o ella. En las compras navideñas no solo importa el qué, también importa el cómo, el compartir ese proceso de compra.

Comercio tradicional en el centro de Pamplona

Por eso, Navidad es un buen momento para recorrer las calles y descubrir todo ese pequeño comercio que todavía sobrevive y que tiene, la mayoría de las veces, cosas diferentes a las grandes franquicias a las que ya vamos el resto del año. Seguro que si lo hacéis descubriréis tiendas que se convertirán en vuestras favoritas en un futuro. Pero está claro que para que esto funcione el pequeño comercio debe esforzarse en dar un servicio que, dentro de sus posibilidades, haga sombra al de los grandes centros comerciales. Y no solo intentando facilitar el que sus clientes puedan llegar o encontrar cosas novedosas, sino atendiéndoles como se merecen.

Mercado de Santo Domingo

Y lo mismo con la comida. Cada uno dentro de sus posibilidades económicas obviamente; pero no perdamos la tradición de ir a la carnicería o pescadería del barrio, comprar algo de turrón en alguna pastelería tradicional. Buscar ese embutido tan rico en el puesto del mercado. Dediquemos el tiempo a hacer la compra que no dedicamos el resto del año porque también eso es parte de la tradición de Navidad, compartiéndola con tu pareja, tus padres o tus hijos; mientras disfrutas del tiempo con ellos. El pequeño comercio agradecerá este gesto por Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s